Hoy toca, lluvia

Domingo de lluvia.

Que bien se esta en la cama un domingo por la mañana. Sin estrés, sin ir de culo todo el día para trabajar, comer, volver a trabajar, horas de coche, gente corriendo arriba y abajo, sacar las perritas.. Ostia, las perritas! mirar el despertador i ver que es más tarde de lo normal y que tus galguitas están durmiendo aún más profundamente que tú! Si por ellas fuera no nos levantaríamos de la cama en días. Me hace gracia cuando leo o escucho que los que tienen perros no pueden descansar porque los perros a primera hora ya están molestando para que los saques a pasear..jejeje! En nuestro caso es el contrario. NOSOTROS molestamos a nuestras perritas para que se levanten.

En fin, medio dormidos aún abrimos la persiana y efectivamente toca lluvia! es hora de poner los chubasqueros y todos los complementos de seguridad y afrontar el paseo. Por suerte tienes sus ventajas y sus desventajas pasear con la lluvias.

Una de las ventajas es que seguramente la cantidad de personas que te encuentres por la calle disminuye un 90%. Esto hace que el nivel de estrés se reduzca bastante. Creo que por este motivo nos comienza a gustar que llueva de vez en cuando. La desventajas es que hay más probabilidad de llegar a casa “duchado”, y posteriormente tener que fregar todo el piso porque tienes todo el suelo de pisadas de perro. (pero como toque artístico queda bien).

Lo mejor son los 10 minutos para poner los chubasqueros a las galguitas. Aquí os dejo alguna foto que otra de la cara de sueño de ellas y de lo guapas que están con los chubis puestos.

IMG-20160508-WA0004

Pero al fin lo conseguimos, todos preparados y nos vamos a pasear. Que si o si tenemos que salir y aunque haga frío o calor y aunque el mundo se terminé, nosotros estaremos a vuestro lado.

galgos por la lluvia

Neula y Pluma paseando bajo la lluvia-

Recomendaciones a los propietarios: dejar una toalla para cuando llegues a casa secar las patitas de vuestros peluditos.

secar patas lluvia galgos

Buen domingo a todos!

Anuncios

Reduciendo el estrés en 3,2,1..

Empezamos con la reducción de estrés en 3,2,1..ya!

Como ya sabréis tenemos adoptada, desde hace un año, a Pluma, una galguita que tiene mucho miedo a diferentes cosas cotidianas. Por ejemplo tiene pánico a los hombres (si van de oscuro aún peor), a los ruidos fuertes y bruscos de la calle (ruido de autobuses, motocicletas, etc.), a los ruidos de las persianas de los garajes cuando se abren, se cierran o cuando golpea el viento contra ellas, etc..

Hace poco que nos hemos mudado y el cambio a otra casa y a otro entorno es estresante a para cualquier perro y cualquier persona. La adaptación a un nuevo lugar siempre cuesta aunque sea hacia mejor, y ellos, nuestros peludos lo notan aún más. Por esto, hemos notado que nuestra Pluma a hecho unos pasos hacia atrás en su progreso de adaptación a la vida en la ciudad.

Por suerte, hemos contactado con una persona que es un profesional en la educación canina ,y un ejemplo como persona, y hemos decidido confiar al 100% para ayudar a nuestras galguitas. Empezamos reduciendo el estrés en la mayoría de situaciones que podemos. Se que mucha gente no se levantaría a las 05:30 / 06:00 para sacar a su perro con el propósito de no encontrarse con gente, ruidos fuertes y constantes, y otras situaciones que pudieran provocar un estrés a nuestro compañero de cuatro patas, pero nosotros lo hacemos, y con mucho gusto aunque con un poco de sueño. Creo que es un momento de relax para ellas y para mi. Un momento de completa compenetración y de confianza entre ellas y nosotros. Es increíble ver que esa galguita que en la hora del mediodía sale con la cola entre las piernas y asustada, ahora va con la cola bien alta y relajada, olisqueando y saboreando cada uno de los momentos de los paseos junto con su hermana Neula.

Al mediodía/tarde intentamos disminuir el estrés y nos vamos al campo, aunque sea un ratito. Es ideal para ellas. Miles de olores nuevos y con el único objetivo de relajarse y disfrutar del paseo.

Tenemos paciencia y toda la ilusión del mundo para intentar hacer felices a nuestras galguitas.

Gracias Cristobal de Illacan por tu ayuda.