Hoy toca, lluvia

Domingo de lluvia.

Que bien se esta en la cama un domingo por la mañana. Sin estrés, sin ir de culo todo el día para trabajar, comer, volver a trabajar, horas de coche, gente corriendo arriba y abajo, sacar las perritas.. Ostia, las perritas! mirar el despertador i ver que es más tarde de lo normal y que tus galguitas están durmiendo aún más profundamente que tú! Si por ellas fuera no nos levantaríamos de la cama en días. Me hace gracia cuando leo o escucho que los que tienen perros no pueden descansar porque los perros a primera hora ya están molestando para que los saques a pasear..jejeje! En nuestro caso es el contrario. NOSOTROS molestamos a nuestras perritas para que se levanten.

En fin, medio dormidos aún abrimos la persiana y efectivamente toca lluvia! es hora de poner los chubasqueros y todos los complementos de seguridad y afrontar el paseo. Por suerte tienes sus ventajas y sus desventajas pasear con la lluvias.

Una de las ventajas es que seguramente la cantidad de personas que te encuentres por la calle disminuye un 90%. Esto hace que el nivel de estrés se reduzca bastante. Creo que por este motivo nos comienza a gustar que llueva de vez en cuando. La desventajas es que hay más probabilidad de llegar a casa “duchado”, y posteriormente tener que fregar todo el piso porque tienes todo el suelo de pisadas de perro. (pero como toque artístico queda bien).

Lo mejor son los 10 minutos para poner los chubasqueros a las galguitas. Aquí os dejo alguna foto que otra de la cara de sueño de ellas y de lo guapas que están con los chubis puestos.

IMG-20160508-WA0004

Pero al fin lo conseguimos, todos preparados y nos vamos a pasear. Que si o si tenemos que salir y aunque haga frío o calor y aunque el mundo se terminé, nosotros estaremos a vuestro lado.

galgos por la lluvia

Neula y Pluma paseando bajo la lluvia-

Recomendaciones a los propietarios: dejar una toalla para cuando llegues a casa secar las patitas de vuestros peluditos.

secar patas lluvia galgos

Buen domingo a todos!

COMO EVITAR EL MAREO DEL PERRO EN EL COCHE!

mareo perro cocheAhora por vacaciones siempre tenemos pensado salir con nuestra familia y nuestros peluditos a visitar lugares nuevos, a hacer excursiones por la montaña o la playa, etc. Hay muchos perros que sufren mareo cuando viajan en coche. Lo que seria un viaje tranquilito se convierte en un verdadero calvario para todos. El perro vomita, para el coche, saca el perro, limpia, vuelve a meter el perro, vuelve a vomitar, vuelve a parar, …y así hasta que llegas al destino. Por este motivo muchos evitan realizar viajes o trayectos con sus perros. Pero aunque parezca imposible, la mayoría de los vómitos y mareos de los perros tienen solución. Pero para saber cuál es la solución, tenemos que saber que es lo que le produce este estado. las causas pueden ser:

  • Respuesta física al movimiento:
    • Igual que los humanos, el mareo es producido por un desacuerdo entre la vista y el oído interno, centro de nuestro equilibrio.
  • Respuesta física a la ansiedad:
    • La ansiedad al viaje en coche suele producirse debido o a la falta de experiencia del perro con los coches o a una mala experiencia del perro con el coche.

Lo que la gente no hacen es familiarizar a su perro con el coche y su entorno. No nos acordamos hasta que tenemos que subir el perro y llevarlo a algún sitio. Des de el punto de vista de nuestro perro debe ser una experiencia horrible: Los encerramos en una especie de caja que se mueve y que lo zarandean de un lado a otro!  Esto se repite cada vez que los subimos al coche.. pobrecitos!

Lo que tenemos que hacer es identificar la causa del mareo y los vómitos de nuestro perro dentro del coche. Nunca le tenemos que dar medicación de humanos, ya que le podemos perjudicar. Es ideal informar al veterinario y que nos indique cuál es el mejor tratamiento.

Cuando nuestro perro tiene mucha ansiedad cuando viaja veremos que:

  • jadea
  • babea en exceso
  • se lamea los labios
  • Inquietud
  • Temblor
  • Arcadas
  • Vómito

No todos los perros acaban vomitando pero pueden mostrar otro tipo de señales para indicar que no están bien:

  • Ladran
  • saltan
  • gimen
  • tensión muscular
  • No paran quietos
  • Intentan acercarse a las personas
  • Incluso algunos se defecan y orinan dentro del coche.

Para minimizar todo esto, debemos enseñar a nuestro perro a identificar el coche como algo normal y positivo. Primero le haremos subir y bajar y le daremos premios para que él identifique ésa pauta como algo positivo y reconfortante. Luego incrementamos la duración de esta pauta con un paseo muy corto. Intentaremos conducir sin brusquedad y lleva el perro a algún sitio agradable, como por ejemplo el pipican!

El animal debe asociar el viaje en coche con
una experiencia positiva.

Hay gente que utiliza los D.A.P. (feromona tranquilizadora canina). (Pero no sirve para todos los perros. Puedes probar a ver si su perro le afecta).

Para evitar los mareos podemos seguir los siguientes consejos para minimizar las probabilidades:

  1. Dejar en ayunas unas horas antes del viaje.
  2. Medicación recetada por nuestro veterinario.
  3. Procurar tener el interior del coche fresco, y ventilado (incluso en invierno)
  4. Llevar su juguete preferido para que lo mordisquee y así se entretenga.

Cuando el perro vaya dentro del coche, es recomendable que no saque la cabeza por la ventana ya que podría sufrir de otitis. Hacer paradas durante el trayecto ayudará a evitar mareos, nerviosismo y cansancio. El perro aprovechará para estirar las patas, realizar sus necesidades y beber agua con tranquilidad.

NOS VAMOS A CORRER!

Hoy os dejamos el vídeo de nuestras 2 galguitas Neula y Pluma cuando van a correr y a socializarse en el Pipican! Se lo pasan genial!

CUIDADOS DE LAS ALMOHADILLAS DE NUESTRO PERRO!

ALOMHADILLA GALGO

La almohadilla plantar de los perros es una zona con un tejido especial para proteger contra traumatismos mecánicos (por su gruesa epidermis) y gracias a sus depósitos de grasa les proporcionan una elasticidad extra para absorber los golpes e impactos. También están rellenas de una gran inervación que les ofrece una función sensorial. Las numerosas glándulas sudoríparas producen una secreción que facilita a su perro la tracción y escaladas, y también son importantes para la demarcación odorífera (el marcaje del territorio). Las almohadillas plantares son una de las partes del cuerpo del animal por donde pueden sudar.

Por gruesas y elásticas que sean las almohadillas, durante un día que su perro haya caminado o corrido más de la cuenta, pueden sufrir diferentes consecuencias. Los cambios de temperatura, las inclemencias del tiempo, y muchos otros factores pueden provocar que las almohadillas de su perro se agrieten, provocando de esta manera heridas sangrantes e incluso quemaduras muy dolorosas.

Por ejemplo, en estos días de tanto calor, cuando el asfalto de la calle de tu ciudad está en un alto nivel de temperatura, les puede quemar las almohadillas de manera literal.

Tenemos que vigilar e inspeccionar el terreno que pise nuestra mascota y asegurarnos de que esté libre de objetos cortantes y cristales.

Lo ideal es ir endureciendo las almohadillas de nuestros perros poco a poco para que los problemas que nos encontramos día a día sean menos graves. Tiene que caminar por diferentes tipos de suelo.

Es de suma importancia tener la zona de las almohadillas completamente limpia. Después de cada paseo tenemos que revisar sus plantas y inspeccionar y revisar que no tiene ningún cuerpo extraño en ellas.

Hay la posibilidad de que su perro tenga una cantidad de pelos largos en las plantas de sus patitas. Esto hace que sea más fácil la creación de nudos (que son muy molestos para nuestros peluditos) y a la vez, es más fácil que se enganchen espigas, etc. Además, nuestro perro puede resbalarse por el suelo de nuestra casa con mayor facilidad. Un exceso de pelo a sus almohadillas provoca una deformación en ellas ya que el perro tiene que separar de más sus dedos para tener una buena sujeción al caminar y correr. Por este motivo es ideal recortar los pelos de esa zona y tener en buenas condiciones las uñas de sus patitas.

Después de cada paseo (especialmente si has salido al campo), comprobaremos su estado echando un vistazo rápido para comprobar que no hay ninguna espiga, un chicle, una uña rota o una astilla, y comprobaremos si se encuentran secas, levantadas o agrietadas.

HERIDAS Y CORTES:


En el caso de heridas y cortes de poca gravedad (en caso contrario tendríamos que ir a nuestro veterinario para poner algún punto) limpiaremos la zona con agua (vigilar en limpiar muy bien la zona del interior de la herida para evitar que queden restos de cuerpos extraños y que se infecte). Después aplicaremos un poco de betadine o crema antibiótica (blastoestimulina o Panalog). Por último, taparemos la herida con una gasa limpia y la protegeremos con una venda cohesiva.

herida almohadilla

QUEMADURAS:


En el caso de quemaduras por abrasión la herida deberá ser tratada con antibiótico en crema y poner un vendaje como en el caso anterior de las heridas. Normalmente no es fácil ver las quemaduras, pero si podremos ver que tiene la zona de la almohadilla lisa y suave, y más sensible de lo normal. En este caso lo ideal será rehidratar la almohadilla (más abajo lo explicare).

AGRIETADAS Y RESECAS:


Si las tiene agrietadas por el roce las curaremos con betadine. Si las almohadillas están resecas le podemos aplicar vaselina pura sin perfume (de venta en farmacias) masajeando la zona hasta que se absorba todo el producto. Es muy recomendable la utilización de ALOE VERA.

aloe vera perrosEs preferible no abusar de la hidratación si su perro no presenta ningún mal. Deberían estar elásticas, duras y ásperas.

Si nuestro perro ha sufrido heridas, quemaduras o grietas, lo más probable es que la almohadilla se renueve de golpe (se generan nuevas capas de células queratinizadas) y la capa superior dañada se abomba y se desprende como si fuese piel muerta quedando a la vista las nuevas capas de almohadilla intactas. Si esto no sucede, simplemente podemos ayudar en este proceso recortando las capas muertas con cuidado (y sin miedo, puesto que no hay ningún tipo de sensibilidad en ellas) y cuidando que el endurecimiento de la almohadilla sea progresivo y optimo.

Estos consejos se pueden tener en cuenta, pero aconsejo acudir al veterinario más cercano para que evalúe el estado de la planta del pie de nuestro perro.